Bienvenidos a este blog dedicado a todos los moredanos, su objetivo principal es entretener a cuantos lo lean, refrescar la memoria a los que vivieron esta época, a los que añoran su tierra porque viven lejos y a nuestros nietos y jóvenes que no conocen como era la vida aquí antiguamente.

Cualquiera que se anime puede colaborar y ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico moreda.mipueblo@gmail.com

La Santa Cruz


LEYENDA DE LA SANTA CRUZ

Hace muchos años se presentó en el pueblo en un lugar llamado el Radel, situado en las eras del pueblo, un hombre con una Cruz a cuestas, cuya intención era venderla.
Se corrió la voz por todo el pueblo y el párroco salió al encuentro de aquel hombre, pero al llegar allí, el hombre había desaparecido permaneciendo allí la Cruz.
El párroco informo al Obispo y quiso llevarse la Cruz a la diócesis de Guadix, la subieron a un carro con bueyes, pero los bueyes que cargaban con ella, no podían pasar el arroyo de San Francisco, por lo que se tuvieron que volver al pueblo. Desde entonces se la llamó “La Santa Cruz” y es la patrona de Moreda.
La Santa Cruz, en el centro, guarda una astilla de la Cruz en la que murió el Señor.
La Santa Cruz está tallada en maderas nobles y está adornada con piedras preciosas.
Todos los moredanos le tenemos mucha fe y nos concede muchos favores, por eso el día de su fiesta el 3 de mayo le gritamos con fuerza:

¡ VIVA LA SANTA CRUZ !

SIGNUM CRUCIS

Documento que acredita la autenticidad e historia de la reliquia o SIGNUM CRUCIS que nuestra patrona La Santa cruz tiene alojada en el centro de sus brazos.


En este cuadro se lee textualmente lo siguiente:

Noticia de la adquisición y la colocación de la reliquia
SIGNUM CRUCIS, (EN LA SANTA CRUZ, PATRONA DE MOREDA)

Para la mayor honra y gloria de Dios, culto y veneración de la Santa Cruz titular de esta Parroquia, para conocimiento de mis sucesores en el ministerio y para satisfacción y confianza de todos los fieles cristianos que en el día pertenecen o en adelante perteneciesen a esta feligresía, yo D. José Fernández y Fernández, Cura Excmo de esta Iglesia extiendo la relación siguiente:

En el año de mil ochocientos cuarenta y siete, hallándose en la ciudad de Guadix el Presbítero D: Francisco Martínez Carvajal, enclaustrado de (la) Orden de San Pedro de Alcántara, venido poco tiempo antes de la capital del mundo cristiano, me manifestó varias santas reliquias que de allá había traido y entre ellas un SIGNUM CRUCIS que ofreció darme para esta Iglesia, con motivo de haberle hablado de la devoción que los fieles de ella tienen a su patrona la Santa Cruz.

Acogida por mi esta oferta con toda la expresión de gratitud que merecía y tratando en otra visita que después le hice, del modo que de dicha santa reliquia fuese como debía objeto de veneración y culto público en mi feligresía, de común acuerdo determinamos colocarla en la misma Santa Cruz titular de esta Parroquia.
Al efecto la conduce a dicha ciudad de Guadix, y vista la facilidad con que podía ponerse en ejecución nuestro intento, por prestarse a ello la construcción de la Santa Cruz, se presentó la esperada santa reliquia al Sr. Gobernador Eclasiástico del Obispado, con la auténtica que antecede para que se tuviese reconocerla, y hallando conformes el sello y señales que en ella se expresan, declarase como lo hizo su autenticidad, y diese permiso para que se tributase culto público. Hecha esta diligencia se colocó en el óvalo que hay en el centro de los brazos de la Santa Cruz, cubriéndola con un cristal además del que tiene la cajita en que se haya sellada.

Felizmente por este tiempo se habían propuesto dos ancianos labradores de este pueblo eficacísimos devotos de su Patrona, D. Antonio Sánchez García y D. Francisco Moreno, construir a sus expensas una urna portátil en que pudiese llevarse en las procesiones la Santa Cruz, y noticiosos por mi de la adquisición de la Santa Reliquia, se apresuraron a ponerlo en ejecución, encargándola a un artífice de antedicha ciudad de Guadix. Del costo de ella satisfizo la mayor parte el Moreno, más en cambio el Sánchez García ofreció con la mayor generosidad cuanto se necesitase para adornar la capilla en que se venera la Santa Cruz, pintando su techo y paredes y dando una nueva forma al retablo y altar, para que pudiese colocarse en él la esperada urna. Cuando todo estuvo dispuesto di noticia de ello al pueblo en una plática habida el día ocho de septiembre de ese mismo año, y fue tal el entusiasmo de estos vecinos, que jóvenes y ancianos, todos a porfía se disputaban el laxo de ir a la referida ciudad de Guadix para conducir sobre sus hombros a su Santa Patrona con el grande tesoro que había adquirido y traía en sus brazos depositado.

Señalose al efecto el día once del mismo mes para su translación a nuestro pueblo, día memorable por el fervor y religiosidad que estos fieles probaron su verdadera devoción a la Santa Cruz, verificando su conducción entre vivas y aclamaciones acompañados de una compostura ejemplar. Muchos fueron los que llegaron a Guadix para acompañarnos desde allí, muchos los que salieron al encuentro a la venta del Anchurón, donde tuve preparada una abundante comida, y los que otra cosa no pudieron, el resto del pueblo, sin que parezca exageración salió con luces en procesión a distancia del caserío a tributar su respeto al signo glorioso de nuestra redención. A la llegada a la Iglesia se cantó un solemne Te Doum y se dio a besar al pueblo la Santa Reliquia.

El día catorce del mismo mes, día de la Exaltaciónde la Santa Cruz se hizo con toda la magnificencia posible una gran fiesta de Iglesia en la que predicó el S. Martínez que había donado la Santa Reliquia y a la que concurrió un inmenso gentío de todos los pueblos circunvecinos.


POESÍAS A LA SANTA CRUZ Escritas por nuestro párroco D. José María Porcel.

¡SANTA CRUZ, flor de Moreda!
pasarán siglos enteros,
y siempre aquí su presencia
entre campos y fatigas,
del trabajo de esta tierra.
Y siempre, agradecido, este pueblo
sigue cumpliendo una promesa
que desde antaño a sus padres
estos hijos prometieran:
Que la Santa Cruz sería
la bandera de esta tierra
la joya más preciada,
la más elegante enseña,
el reflejo de la gloria,
y la más delicada belleza,
el baluarte del amor,
que con sangre defendieran,
la que con alegres campanillas,
su presencia la sintieran,
tal como la vio tu madre,
como le rezó tu abuela,
como tu le enseñaste a tu hijo,
que con fe se dirigiera.

*****

¡SANTA CRUZ!, emblema nuestro,
por este pueblo ensalzada,
que disipas en tus brazos
la miseria y el quebranto
que almacena nuestra alma.

Moreda entera te adora
desde la Goleta... al Bollo
desde... el chino hasta... la Era
desde... las Bocas... al Pozo,
desde... la Estación, hasta... la Sierra.

Aliéntanos de coraje,
de ilusión y de esperanza.
Acoge a todos tus hijos
que te imploran y te ensalzan
en los momentos más tristes,
en las penas y desgracias.
...Pero también en la gloria,
la alegría y la bonanza.

Espanta de nuestro pueblo
las envidias y venganzas...
y haznos cristianos buenos
para que seamos dignos
de proclamar tu ALABANZA.

*****

¡¡SANTA CRUZ!! Esperanza nuestra.
Baluarte de tu pueblo,
Moreda entera te adora, te venera
y te proclama desde los cuatro vientos.

De Tí nació la grandeza,...
...paradoja de los tiempos...
De Tí Jesús se valió
para restaurar su Reino.

En Tí se trazó el camino
desde los hombres al cielo.
Signo de contradicción
de renuncia y sufrimiento.
Acógenos en los brazos
de tu precioso madero.

*****

Poesía escrita por Josefa Sánchez Flores.

La Santa Cruz de Moreda
es una joya especial,
te canto por sevillanas
aunque no sepa cantar.
Al son de tus campanillas
todo el mundo va detrás,
el párroco nos persigue
toda la calle real.

Que vivan los mayordomos
los salientes y los entrantes,
que si no fuera por ellos
no podíamos sacarte,
porque ya los que quedamos
somos personas mayores.

Que viva la juventud
que es la que nos da la vida
que viva la Santa Cruz
y hasta la eternidad ¡VIVA!.

*****