Bienvenidos a este blog dedicado a todos los moredanos, su objetivo principal es entretener a cuantos lo lean, refrescar la memoria a los que vivieron esta época, a los que añoran su tierra porque viven lejos y a nuestros nietos y jóvenes que no conocen como era la vida aquí antiguamente.

Cualquiera que se anime puede colaborar y ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico moreda.mipueblo@gmail.com

Trabalenguas, retahílas y canciones de otra época

TRABALENGUAS

Trabalenguas, con un poco de picardía. A ver quien los dice sin equivocarse.

De un hoyo saltó un pollo
y le picó a mi madre
en la punta del codo del brazo
y yo le dije:
¡Pícaro pollo, picaronazo!
¿Por qué le picaste a mi madre
en la punta del codo del brazo?

*****

Tenga ustéd este sacristán
y le da bien de cenar,
pan y vino, vino y pan,
ajo carajo, gorgoritas de ajo,
oño madroño, perejil y salsa de congrio.
Los quijones del Obispo,
los cajones de la mar.
¡Que quijones, que cajones,
que quijonazos tendrá!

*****

Por la ventana del patio
le enseña la chacha el choto al chacho,
y el chacho dice:
¡Vaya choto que tiene la chacha!


RETAHÍLAS

Yendo yo por un camino
harto hambre y merendando,
me encontré con un castaño
todo lleno de avellanas.
Me puse a coger manzanas,
vino el amo del peral
¡tal por cual!, ¿quien le ha mandado coger
uvas de mi melonar?.
Cogió una piedra del suelo
me la tiró al colodrillo
y me hizo sangre
aquí en este tuillo.
Fuí a casa de la ventera
a que me liara un trapillo,
la ventera no está allí
y el ventero está arando
los gatos barren y friegan
y la escoba en el basar.
El tonto de la Quintana
se ha llevao el almocafre
de Perico el Aguilar.

 *****

Por el mar corren las liebres
por el monte las sardinas,
al pie de la rica torre
hay un río que no corre
por falta de unos zapatos.
Yo vi una yunta de gatos
tirando de un grande yunque.
Yo vi salir de un zurco
trigo para toda España.
Yo vi hacer un arado
con cortezas de tocino.
Yo vi moler un molino
con el viento de una bota.
Yo vi una casa rota
atada con cuatro espartos,
en cada esparto un lagarto
en cada lagarto un ratón.
Yo vi una vieja dar grito
que se le quema su casa
con una espuerta de brasa.
Y esta son las verdades
del tio Pedro Gorullo
que cerraba la mano y decía
aquí tengo el puño.


Aquí otra verión de esta retahíla anterior, nos la envia Margarita una moredana que reside en Palma de Mallorca, ella nos dice:

"Esta era una canción que nos cantaba mi padre Antonio "el Vega" cuando yo era pequeña, siempre con el humor que a él le caracterizaba, él tenía muy buena pata para cantar las cosas"

Las siete docenas de mentiras

¿Quiere usted que yo le cuente
las siete docenas de mentiras?,
pues con mentiras o con verdad
yo, se las voy a contar.

Por el mar corren las liebres
las pillan con almireces,
por el monte las sardinas
las cazan con angarillas.
Yo me subí a una torre,
vi un río que no corre
por falta de unos zapatos,
yo vi un burro afeitarse
por darle gusto a un caballo,
y vi arar un arao
con cortezas de tocino.
Vi sacar trigo de un surco
para abastecer España,
y vi tejer una araña
con rajillas de pepino,
y vi moler un molino
con el viento de una bota,
y vi una casa rota
atada con dos espartos,
de carretilla un ratón
y de ella tiraban dos lagartos.
Yo iba por un camino andando
muerto de hambre y merendando,
me encontré con un ciruelo
me lie a tirarle piedras
salió el amo de las castañas
diciendo: tío Pascual,
¿quien tira piedras a mi melonar?,
me tiro una piedra
que me dió en el tobillo
y me salió por el cocodrillo,
fui a una venta a curarme
estaba el ventero pariendo,
la ventera iba arar
llevaba los mulos en brazos
y el arao en el pescuezál.

 *****

Años de muchas aguas
que los gitanos hacen fraguas,
en los rincones de sus casillas
qué rica está la morcilla,
que la piso, que la tiro, que la masco
que nadie se la come con asco.
Los gatos friegan y barren
la escobilla en el basar
los cántaros en la lumbre
y una sartén para mear.
Una perra pone huevos
una pava sale a ladrar,
un marrano va por leña
un burro sale a hozar,
las cabrillas van a misa
y las mozuelas al chaparral,
quien fuera pastorcillo
para poderlas guardar.

Margarita González Gil

DOMINGO DE PIPIRIMINGO

Hoy es domingo
de pipirimingo,
se casa Juanito
con una gitana,
se fueron a la cueva
tocando la cencerra,
salieron los ladrones,
comiendo pichones
y no les quisieron dar,
sacó la porrilla
y les hizo bailar.

 CANCIONES


Ayer tarde en el paseo, una señora,
rompió con su sombrero, una farola,
al ruido de los cristales salió el revisador,
¿Quien ha sido esa señora, que ha roto ese farol?
Señor revisador, que yo no he sido,
que ha sido mi sombreoro, por atrevido.
Si ha sido su sombrero, una multa pagará,
pa que sepa su sombrero, a otra vez por donde va.

****

Una pulga, un ratón y un escarabajo viejo tachí, tarataachín,
se pusieron a jugar en la puerta de un estanco tachín, tarataachín,
el ratón como es tan pillo se fumo todo el tabaco tachín, tarataachín.

****

Dicen que la Sebastiana tiene siete colchones para dormir,
por que dice que los ratone se le metieron por la nariz
y la pobre la Sebastiana se volvió loca de no dormir.

****

Una vieja regando su, su, suru, su, su, su jardinito,
en la oreja derecha le, le, lere, le, le, le picó un bicho,
el doctor que la ha visto le, le, lere, le, le, le ha recetado,
que se lave la oreja con, con, coron, con, con, con bacalado.

****

Mama concha como era tan peluca,
le gustaban los terrones de azúcar
y su padre le decía claramente,
no me saques los pelillos de la frente.
Mama concha, que me muero,
avisarle a los bomberos,
aguas que no has de beber
déjalas correr, déjalas correr.

****

Ya está está el pájaro verde puesto en la esquina,
esperando que llegue la golondrina,
el pájaro verde ya ha llegado,
y la golondrina ya se ha marchado.
Yo no soy golondrina que soy muñeco
que cuando voy a misa me pongo hueco,
y si me pongo hueco es porque quiero,
por que la chacha mia tiene dinero,
y si lo tiene que me lo enseñe
para comprarme un vestido de seda verde,
yo no lo quiero verde que es encarnado
para meterle fuego a lo morado.

****

Cancióncilla que se canta a las golondrinas e imita el parloteo que hacen.

Golondrina que hilaste
y en marzo no lo curaste,
y ni en marzo ni en abril,
y anduviste por aquí, por allí
y a la noche curruchiiiiiii.






Golondrina, golondrina,
tu que vas cruzando el mar,
dale un abrazo a mis padres
que allá en la Argentina están.

Y si tu los ves que lloran
tu les debes consolar
diles que aquí en nuestra España
nunca les podré olvidar.

Golondrina, golondrina,
tu que vas cruzando el mar.

Que bonitas, que bonitas
que son las olas del mar
cuando voy en mi barquilla
que unas vienen y otras van.

Los luceros y la luna
resplandecen sobre el mar
y yo sigo navegando
con este alegre cantar.

****

Paso el río, paso el puente,
siempre te encuentro lavando,
y con el agua te entretienes
y a mi me vas olvidando.
En el lavadero te he visto lavar
y me pareciste sirena del mar.

Anécdotas antiguas de vecinos de Moreda

Esto anéxdotas que contamos aquí son verdaderas.

Manolo tenía una tienda de ultramarinos en el pueblo y vendía de todo. Un día llegú una clienta muy habitual, Josefica y como iba de prisa le dijo al tendero: Tocino, dame dos pesetas de Manolo que se van los escardaores.
Un hombre que había en la tienda le preguntó a Josefica: ¿Señora que clase de comida es esa?
La equivocación sirvió de risa, y se ha quedado como anécdota en el pueblo.

******

Antiguamente los novios pelaban la pava en las ventanas, se hablaban muy callandico, boca con oreja. Hablándose tan cerquita, José no se dió cuenta que su novia estaba más sorda que una tapia. Un día se la encontró por la calle, ella iba a la tienda y él iba al pilar viejo a darle de beber a los mulos.
Para saludarla  le dijo a su novia:
- Adios prenda
Ella le contestó: - A por chocolate a la tienda.
El dice: - Si es que adios prenda.
Ella contesta: - Pa mi madre que está mala.
El le dice: - Que te vayas a la mierda.
Ella le contesta: - Quédate con Dios hombre.

******

Cuentan que se fue uno a la mili y no debía de ser de Moreda porque no era muy espabilado. Todos los días formaban en el patio haciendo la instrucción "izquierda, derecha, izquierda, derecha. El se hacía un lio y no sabía que pie tenía que echar, se equivocaba de paso y confundía también a los otros soldados.
Los más altos mandos ya cansados de que diariamente les fastidiara la marcha pensaron en ponerle una bota blanca y otra negra y cuando hacía instrucción le decían: la blanca, la negra, la blanca, la negra.

******

Cuentan los mayores que había en Moreda un matrimonio Luís y Trinidad. El marido se fue a echar la temporada de siega y dejó a su mujer sin un real. Pasado un tiempo cobró parte de la siega y le escribió una carta a su mujer en ella le mandaba un duro y veinte reales y le decía:
"Trinidad, esto es para que comas y te laves".
Ella le contestó: "Luís como te fustes a segar y me dejaste sin un cuarto, he tenido que alquilar la cueva de tu lagarto".

******

Me han contado que un moredano, Miguel fue por primera vez a Granada, le habían dicho algunos que como era la primera vez que iba, le iban a dar las cagarrutas en la capital pero él se reía pensaba que Granada sería como su pueblo pero más grande. Una mañana se fue y cuando se bajó del tren fue a cruzar la calle y no había manera nada más que pasar coches y coches se paraba donde había gente para cruzar y veía a la gente esperando y el seguía andando, se paraba donde veía otro grupo de gente los veía esperando y el seguía andando, buscando donde cruzar. Harto ya de andar se para y pregunta:
¿Aquí cuando pasan los de mi pueblo?.
Un hombre le contestó: Cuando se ponga verde.
Y el moredano contestó: ¿Verde? si lo que estoy ya es morao.
Aquí ya comprendió que eran las cagarrutas.

Juegos de niños

En los tiempos que yo me criaba si se jugaba, las calles sin asfalto, sin coches y llenas de niños jugando.

Nos pasábamos el día jugando, los juegos de las niñas normalmente más tranquilos que los de los niños estaban en su mayoría amenizados por canciones. Jugábamos a la comba, al pilla pilla, al escondite, a la rueda.

Para jugar al pilla pilla cantábamos esto:

Hay que miedo me da
de pasar por aquí,
si la bruja estará
esperándome allí.
Esperándote estoy
con la luz del candil,
si te pillo y te mato
tú serás para mí.

Y salíamos todas corriendo

****

Otra variedad del pilla pilla era jugar a los pollicos.
Una niña era la madre a la que le habían quitado los pollitos y mandaba a una queera la que se la quedaba a que buscara a los otros que habían salido corriendo y cantaba así:

Allá va mi gavilán
con cinco uñas de gato,
como no me traigas carne
las orejas te las saco.

La que se la quedaba iba en busca de los pollicos y tenía que traerselos todos a la madre el primero que pillaba era el que se la quedaba en la próxima ronda.

Para jugar a la rueda se cantaba así:

El patio de mi casa
es particular,
cuando llueve se moja
como los demás.
Acáchate y vuélvete acachar
y veras las sardinas
Nadando por el mar.
H, Y, J, K, L, LL, M, A
que si tú no me quieres
otro gallo me querrá.
Chocolate, molinillo
Corre, corre, que te pillo.

A la ruea, a la ruea
de chuchurumbea
ni caga, ni mea,
ni come pan duro
que se sienten las niñas de culo.

Saltando a la comba se cantaba así.

Al pasar la barca
me dijo el barquero
las niñas bonitas
no pagan dinero.
Yo no soy bonita
ni lo quiero ser
porque las bonitas
se echan a perder.

Soy la reina de los mares
y ustedes lo van a ver,
echo la chinita al agua
Y la vuelvo a recoger.

Para echar a suertes se decía así.

San Juan de Villanaranja
lo bien que fuma,
lo bien que canta.
Tiene la barriga llena
de vino tinto,
de vino azul.
¿Aquién salvas tú?,
al niño Jesús
que está clavado en la Cruz
amén Jesús.

A las prendas.

Al ton, al ton, al ton pirulero.
cada cual, cada cual, que aprenda su juego.
y el que no lo aprenda, pagará una prenda.

A la flor del romero

Este juego consistía en que dos jóvenes se cojían de la mano y ponían las manos en alto haciendo un puente y las demás iban haciendo lo mismo y pasaban por debajo de las primeras y cantaban esta canción, y así nos pasábamos horas jugando.

A la flor del romero romero verde
si el romero se seca ya no florece
ya no florece ya a florecido
la vergüenza de los hombres ya se ha perdido,
de las mujeres no digo nada
que se van con los hombres de madrugada.
A la flor del romero romero verde.
Se repite lo anterior

Felicidades en el día de tu Santo

Cuando yo era niña los nombres se heredaban de las abuelas, de las tías y de la madre, eran nombres muy tradicionales María, Antonia, Josefa, Rosario, Francisca, Carmen, etc.
El día del santo se celebraba incluso más que el del cumpleños ya que solían coincidir en la familia varias personas con el mismo nombre, como no había tanto dinero como ahora ni la costumbre de hacerse tantos regalos, recuerdo que el día de mi santo me regalaban las amigas una tarjeta, valía dos reales y por detrás me escribían un verso y yo me ponía tan contenta.

Algunos versos que recuerdo:

Como eres tan bonita
y tus ojos brillan tanto,
por eso te felicito
en el día de tu santo.

 
En el mar están las olas,
en la tierra las montañas
y en la cara de mi amiga,
está la gracia de España.

 
Una paloma va volando,
a llevarte una postal,
y yo me quedo pensando
que tú te mereces más.

 
En una jarra de oro,
metí la mano y saqué,
el corazón de mi amiga
que nunca lo olvidaré.

 
Dos claveles en el agua,
no se pueden marchitar,
y dos amigas que se quieren
no se pueden olvidar.

 
Por ser la primera postal
que de mis manos recibes,
guardala en tu corazón
para que nunca me olvides.

Cuentos e historias reales

Me contaba mi madre que antiguamente como no había otra forma de pasar las veladas se contaban cuentos e historias sentados en la lumbre, aquí algunos de los que recuerdo, hay que decir que la mayoría no son cuentos sino hechos reales como este que paso a relataros, lo vamos a titular:

EL TONTO DE LAS GACHAS

Cuentan que había en Moreda un joven que tenía novia en un pueblo cercano, la muchacha invitó al novio a su casa a comer para que conociera a sus padres, el novio muy contento le contaba a su madre la visita que iba a realizar a casa de su novia para que le preparara un atillo de ropa límpia. Otro hermano, José, que vivíva en la casa y era por decirlo de alguna manera “simplón”, se empeñó en acompañar a su hermano a casa de la novia, y le decía:
- Chacho, yo quiero ir contigo “a ca” tu novia.
- No hombre, tu no puedes venir, que a ti no te han invitao.
- Si chacho, yo voy contigo.
Tanto insistió el hermano que la madre medió en el asunto:
- Venga hombre, llévatelo y así vas más acompañao.
Y así fue como el novio accedió a que lo acompañara. Ivan ya de camino y el novio le iba haciendo cargos al hermano de como tenía que comportarse para no quedar malamente delante de sus suegros.
- Mira no quiero que comas mucho en la casa de mi novia, que tu eres mu tragón, cuando yo te pise el pie por debajo de la mesa dejas de comer.
- Si chacho, no te preocupes.
Llegaron y todos muy contentos la madre de la novia preparó gachas para cenar.
No hacen más que sentarse a la mesa y empezar a comer cuando José a la segunda cucharada siente que le pisan el pie, de momento suelta la cuchara y dice que ya no quiere más, todos lo animan a que continue comiendo la madre de la novia le pregunta si es que no le gustan las gachas, el hermano también le dice que siga comiendo, pero el dice que ya no puede más y los demás continuan cenando.
Cuando ya están todos acostaos José no podía dormirse y le dice al hernamo.
- Chaco, yo tengo mucha hambre.
- Hombre, pero si no has comio na.
- Como me pisastes el pie.
- No hombre, yo no te pisé el pie.
- ¿Entonces quien?.
- Sería el gato que estaba debajo de la mesa.
- Mira José lo que vas a hacer, en el corral, en un cántaro “mocho” ha echao la madre de mi novia las gachas que han sobrao, vas y te traes un pelote y ya de camino me traes a mi otro, que yo también tengo hambre.
El muchacho va al corral y mete las dos manos en el cántaro, coge dos pelotes de gachas y no podía sacar las manos del cántaro, aburrío, ve en la otra punta del corral un bulto negro que le parece una piedra y piensa darle un golpe al cántaro para sacar las manos. Da con el cántaro un golpe y el bulto negro resultó ser la abuela de la novia que estaba haciendo sus necesidades en el corral y empezó a dar voces y los despertó a todos.
El muchacho corriendo se fue al cuarto y le contó al hermano lo que le había hecho.
- Chacho, chacho, que he medio matao a la abuela de tu novia.
- Pero hombre, ¿como has hecho eso, y ahora que hacemos?.
Asustados los dos por si habían matado a la abuela, anudaron las sábanas y se descolgaron por la ventana.
Huyeron y no volvieron más por allí.

LAS TRES HERMANAS ENVIDIOSAS

Había una vez en un pueblo tres hermanas modistas, solteras y muy guapas. Vivían en una casa que hacía esquina y en el cantón los mozos acostumbraban pararse a charlar. Se aproximaban las fiestas del pueblo, tenían mucho trabajo y les daban altas horas de la madrugada cosiendo.

Para pasar el rato ellas tenían esta conversación.

- Anda que si en estas fiestas nos saliese novio a las tres, decía una de ellas.
- A mí me gustaría que me pretendiera el cocinero del Rey decía la mayor, para que me hiciera buenas comidas.
- A mí me gustaría que me pretendiera el pastelero real, decía la mediana, para comer buenos pasteles.
- Pues yo me casaría con el hijo del Rey, dijo la menor suspirando.

Un grupo de mozuelos que estaban en el cantón negros de risa escuchando lo que decían, hicieron llegar los deseos de las hermanas a la casa del rey. El cocinero, el pastelero y el mismo príncipe con mucha curiosidad por conocer a estas costureras acudieron a la plaza el día de la fiesta y las sacaron a bailar, ellos iban a pasar el rato pero como las hermanas eran tan guapas se enamoraron y se casaron con ellas.

Se fueron a vivir a palacio y dejaron su trabajo de modistas. Las dos hermanas mayores empezaron a tenerle envidia a la menor que con el hijo del Rey vivía mucho mejor que ellas. La envidia aumentó cuando la menor de las hermanas se quedó en cinta antes que ellas.
Cuando dio a luz las hermanas mayores la asistieron en el parto, con mucho cuidado, tiraron al niño que nació y le presentaron al hijo del Rey un perrillo en una bandeja de plata diciéndole que era su hijo. El príncipe quedó muy disgustado pero como estaba muy enamorado de su mujer no dio publicidad al suceso y dejó pasar el tiempo.

Nuevamente quedó en cinta la menor de las hermanas y a la hora del nacimiento las hermanas la asisten y hacen la misma operación con el niño y le llevan al padre un perrillo. Esta vez no tuvieron tanta precaución y el hijo del rey escuchó los llantos del niño en la habitación y no fiándose de las hermanas de su mujer silencio el asunto por que apreciaba mucho a su cocinero y a su pastelero.

Por tercera vez quedó en cinta la menor y mandó el hijo del Rey una partera para que asistiera el parto, nació un niño muy hermoso, se lo presentaron en una bandeja de plata y cuando lo vio mandó apresar a las hermanas de su mujer, hizo que todo el pueblo pasara delante de ellas y les escupiera en la cara por haber sido tan envidiosas y malas con su hermana. LAS HERMANAS QUE NO HABLABAN Contaban las abuelas que había en un pueblo una casa en la que vivían tres hermanas en edad casadera y que nadie las había oído hablar, los muchachos las rondaban pero no se atrevían a decirles nada porque la madre siempre estaba en la casa y era la que allí hablaba. Un día un muchacho interesado en ellas quiso saber que era lo que pasaba en la casa y acechó hasta que vio a la madre salir y entonces tocó en la puerta sabiéndolas solas. Ellas abrieron la puerta y se reían pero no hablaban, entonces el les pidió agua. Una de ellas le dio un vaso con agua y el muchacho a cosa echa lo dejó caer al suelo para ver si ellas decían algo. Una se asustó al golpe y dijo sin querer: Ay, se quebbó. La otra al ver que la hermana había hablado dice: no te dijo madde que no habbaras. Y la otra dice: Aunque se quebbara. Así quedaron en evidencia, no hablaban porque tenían media lengua.

Recetas antiguas de nuestro pueblo

GACHAS

Ingredientes:
Harina, tomate, pimiento verde, pimiento seco, pimientos asados, dos dientes de ajo, aceite de oliva, un vaso de agua por cada comensal y sal.
Una guindilla (si las queremos picantes) que aquí son muy famosas por que al ser una comida de invierno el picante hace que entremos en calor.

Preparación:
Para hacer las gachas.
Se pone el agua correspondiente, la sal y se deja que empiece a hervir. A continuación se echa la harina poco a poco, se mueven muy bien para que no salgan grumos y se deja que cueza pegándola a las paredes de la sartén. Cuando la masa se va despegando de las paredes de la sartén haciendo un ruido parecido a "fin fon quirili son", entonces ya está cocida, se aparta y se deja enfriar.
Para el caldo.
Ponemos al fuego una cacerola con agua para que hierva.
En una sartén se pone aceite de oliva y se frie un pimiento seco, ( la guindilla)  y los ajos y se echan en la almirez. Ahora picamos y sofreimos dos pimiento verdes y un tomate maduro, cuando estén rehogados se ponen en la cacerola con agua y se sazona al gusto. Se machacan lo de la almirez y se le echa al caldo y también los pimientos asados troceados y se deja hervir. Ya temenos el caldo de las gachas.
Ahora hay que juntar las dos partes, vaciamos el caldo en la satén con la masa que habíamos hecho anteriormente y ya tenemos las gachas.

Esta comida se come en la misma sartén en que la hemos hecho, vamos cogiendo con la cuchara caldo y masa. Se acompañan con tocino frito, con boquerones, sardinas y están buenísimas.


Curiosidades.
Las gachas es una comida de invierno, antiguamente cuando las mujeres salían a la puerta colorás les decían las vecinas, ya has comido gachas, te va a durar la hermosura tres días.
Hay tradición en nuestro pueblo de no hacer gachas cuando hay difunto, por que se dice que el difunto las mueve con la pata.


PANECILLOS

Ingredientes
Pan del día anterior, ajo, perejil, aceite de oliva,  almendras, aliño, huevos y sal.

Preparación
Para preparar el caldo.
En una cacerola se pone agua a hervir. En una sartén se frie un picatoste, unas almendras, y unos ajos enteros, todo eso se muele en la batidora y se echa en la cacerola con un poco de aliño.
Para preparar los panecillos.
Se desmenuza el pan, se le pica perejil y unos ajillos todo muy pequeño, se le echan los huevos que necesite, sal y se hace una masa.
En una sartén se pone aceite y con una cuchara se va echando la masa y formando los panecillos, se frien y se van echando en la cacerola donde tenemos el caldo, se cuecen un poco, se prueban de sal y listos para servir.

Curiosidades
Esto se hacía antiguamente para aprovechar el pan que sobraba.
Esta sopa tambien era frecuente llevarla a los familiares que velaban un difunto para que tomasen algo caliente.


ANDRAJOS CON LIEBRE

Ingredientes.
Liebre, cebolla, unos dientes de ajo, un pimiento seco, un pimiento verde, un tomate, patatas, harina, hiervabuena y sal.

Preparación.
Para las tortas.

Hacemos unas tortas con agua, harina y un poco de sal, se estira la masa hasta que queden tortas finas. Se reservan hasta que tengamos el que echarlas en el caldo.

Preparación del guiso.
Se pone una cacerola con agua para que hierva.
Se trocea la carne y se frie, y se echa en la cacerola, en el mismo aceite se frie un pimiento seco y lo echamos en el baso de la batidora. Freimos a continuación el pimiento verde, una cebolla, tres dientes de ajo y un tomate,  todo esto se pasa por la batidora y se añade al caldo que tienes en la cacerola con la carne. Cuando la carne esté tierna se echan las patatas y cuando lleve unos minutos hirviendo vamos añadiendo las tortas. Hay que tener en cuenta que tenga caldo suficiente, ponemos la torta encima del caldo y la dejamos allí un poquito que cueza (si la sumergimos de momento se deshace), y luego la vamos metiendo para adentro. Así con todas las tortas, cuando la masa esté cocida ya los tenemos hechos.
Al apartarlos se le pone una poca hiervabuena seca por encima y están listos para comer.
Buen provecho

Curiosidades.
Esta comida se suele hacer en invierno, cuando nieva, y en épocas de caza.
Los andrajos tambien los podemos hacer con bacalao, con almejas, con conejo.


HORMIGOS TAMBIÉN LLAMADOS MENEO

Ingredientes:
Lomo de orza, patatas, harina, tomate, pimiento seco, cebolla, ajos, pimiento verde, aceite, laurel y sal.

Elaboración:
Ponemos una cacerola con agua al fuego para que hierva.
En una sartén con aceite de oliva se frie el pimiento seco y se aparta.
Sofreimos la cebolla, los ajos, el pimiento verde y el tomate. Se trocean las patatas y se rehogan con el sofrito, se trocea el lomo y se le agrega.
Echamos todo eso en la cacerola, se machaca el pimiento seco y se echa también, cuando están cocidas las patatas, vamos incorporando a la cacerola la harina, poco a poco, moviendo, hasta que espese el caldo. Hay que dejar la harina que cueza bien para que no sepa a cruda.

Curiosodades:
Los hormigos están buenísimos, antiguamente se hacía mucho porque no había tanto arroz, ni fideos y con la harina se espesaba el guiso y se enriquecía.


OLLA MATANCERA

Ingredientes.
Garbanzos, tocino, morcilla, oreja, corazón, lengua, espinazo, un hueso añejo, pecho, costilla, col y patatas .

Preparación.
Se pone una olla con agua, se echan los garbanzos, el tocino, corazón, lengua, oreja, espinazo, pecho, costilla, cuando lleva como una hora hirviendo, se le pone la col y la patata, se deja hervir, y cinco minutos antes de quitarlo del fuego, se le añade la morcilla pasados esos cinco minutos podemos poner en la mesa acompañado de un buen vino.

Curiosodades:
Este es un plato como se adivina muy contundente, para los frios días de invierno en que se estaba de matanza, se preparaba una gran olla y comían todos los que habían participado en la matanza ayudando.
Este plato se acompaña con pimientos en vinagre o con aceitunas de las que se parten y se aliñan en la casa o un casco de cebolla.

Con la olla sobrante, se hace otro plato que se llama:


OLLA FRITA O ROPA VIEJA

Se pone en una sartén un chorreón de aceite de oliva, cuando esté caliente se echa en la sartén la olla sobrante pero con poco caldo, un ajo crudo picado, y si ha sobrado algo de carne se puede picar también, se le dan unas vueltas en la sartén y se van machacando los garbanzos con un tenedor en la misma sartén, se deja un poco más y queda como una tortilla y ya se puede servir.



TARVINAS O GACHAS DULCES

Ingredientes:
Leche, harina, pan, sal y miel de caña.

Preparación:
Para cuatro personas, se pone en una sartén un litro de leche, cuando está hirviendo se le echa la harina, se mueve bien que la masa quede tierna, después se frien trocitos de pan se le echan encima de la masa y le echamos la miel. Y listo para comer.

Curiosidades:
Esta comida se hacía en invierno, se le hacía mucho a los niños y a las personas mayores, da la sensación que son unas natillas.


LECHE FRITA

Ingredientes:
Leche, maicena, canela, huevos, harina, azúcar y la cáscara seca de un limón.

Preparación:
En una cacerola se pone un litro de leche (reservamos un vasito), una rama de canela, una cáscara seca de limón y azúcar al gusto, se deja hervir durante unos minutos, después se saca la canela, y la cáscara. En el vasito de leche fría se ponen cuatro cucharadas de sopa colmadas de maicena, se deshace y se va echando poco apoco en la cacerola, sin dejar de mover con unas barillas para que no se pegue, cuando esté bien espesa se echa en una cazuela que previamente hemos enbadurnado de aceite y se deja enfriar. Se corta a trocitos, se pasa por harina y después por huevo y se frie. Cuando se va a servir se pasa por azúcar y canela, ya está lista para endulzar el paladar.

Anécdota:
Estaba mi madre haciendo este dulce y llegó mi vecina Adoración y le pregunta a mi madre ¿Rosa que estás haciendo? y ella le contesta, leche frita y mi vecina le responde ¡Rosa yo no te he hablado tan mal! Cuando se dio cuenta que en realidad hacía leche frita, se rieron las dos.




ROSCOS DE BAÑO

Ingredientes
Dos kilos de harina.
Un litro de aceite de oliva.
Medio litro de vino blanco.
Una pizca de sal.

Preparación
Los roscos: Se amasa todo bien y se deja reposar media hora. Se hacen los roscos y se meten en el horno a 180 grados unos 20 minutos, hasta que tomen color.
El baño: Se baten cuatro claras de huevo y un kilo de azúcar glas a punto de nieve con una pizca de agua y de limón. Se bañan los roscos por un lado y se dejan secar.

Una lectora del blog nos pedía la receta de los roscos de vino, la receta es la misma, la única variación es que los de vino una vez horneados se mojan en aguardiente y luego se pasan por azúcar.

Curiosidades
Las mujeres cuando se aproximaban las fiestas amasaban sus roscos y se iban a las panaderias del pueblo y allí los horneaban.
Antes como no había tanto juguetes cuando llegaban el día de reyes muchos niños encontraban como regalo un rosco de baño, ese era un manjar en un día tan señalado. Eran muy famosos los roscos de baño de la Frasquita en Guadix y al pueblo también venían hombres vendiendo.



MAIMONES O SOPAS BLANCAS

Ingredientes:
Pan, aceite de oliva, ajos, matalauva, chorizo y sal.

Elaboración
En una saretencilla se echa aceite y se frien unos picatostes, se sacan y se apartan.
En la misma sartén con el aceite sobrante se frien unos ajos en láminas y cuando están dorados se echa un puñaillo de matalauva en la satén y se aparta para que no se queme. Ahora se le añade el agua, la cantidad dependerá de lo que queramos hacer y cuando esté hirviendo se añade un puñaillo de sal al gusto y un trozo de chorizo de horza y se deja hervir unos minutos para que el chorizo se esponje.
Apartamos la sartén del fuego, remojamos los picatostes en ese caldillo y a comer.

Curiosidades
Los maimones son una sopa rápida calentica para el invierno, en la época de nuestras abuelas se los comian en la misma sartén que se cocinaba.
Se pueden hacer con pan tostado en vez de picatostes y salen más ligeros, también en vez de chorizo se pueden hacer con torreznos (tocino frito), lomo de orza, etc.
Para que tengan más alimento se les puede echar un huevo estrellado.


ALIMOJE O CARNERETE

Ingredientes
Ajos, pimiento seco, pan, aceite de oliva y huevos.

Elaboración
En una sarten se pone a calentar un poco de aceite y se frien el pimiento rojo, los ajos y las rebanadas de pan, una vez frito se machacan en la almirez con un poco de aceite con el que lo hemos frito, se agrega 1 o 2 vaso de agua según la cantidad o lo espeso que nos guste y se pone en el fuego, cuando esté hirviendo se le echa un huevo estrellado.

Curiosodades
El alimoje no se come con cubiertos sino mojando pan, es una comida más bien un desayuno para los hombres del campo.
Se le puede añadir si lo queremos con más sustancia chorizo, tocino, bacalao. etc.


HUEVOS EN LA ALMIREZ 
(Esta es una elaboración muy antigua)

Ingredientes
Ajos, pimiento seco, aceite, huevos y sal.

Preparación
Se frien unos ajos y se echan en la almirez, se frie un pimiento seco en el mismo aceite y se echa en la almirez y luego se frien dos huevos con ese mismo aceite y se echan en la almirez, añadimos un poco de sal un chorrito de aceite de haber frito lo anterior y se machaca.

Curiosidades
Eso se come en la almirez, mojando pan y sentado en la lumbre. Me cuentan que esto se hacía antiguamente es muy parecido al alimoje pero más antiguo, si nos damos cuenta estas tres últimas recetas repiten los mismos ingredientes lo que se encontraba siempre en la casa, son recetas muy rápidas de hacer.
Ahora que nombramos la almirez recuerdo una cancioncilla que cantaba mi abuela cuando estaba guisando y machacaba algo en la almirez.

Machaca, machaca, machaca, almirez,
machaca los ajos que son pa comer.
Machácalos bien
que son pa comer,
machácalos mal
que son pa cenar.